Si estás leyendo este artículo es porque, probablemente, te encuentres en alguna de estas situaciones:

  • Acabas de abrir tu propio blog y el espacio reservado para los comentarios de los lectores se parece bastante al lejano oeste americano. En ocasiones incluso has visto pasar bolas de paja rodando.
  • Llevas un tiempo escribiendo, ya has conseguido que te lea tu madre, tu tía y tu padre pero los comentarios se resisten y te preguntas qué estás haciendo mal.
  • Después de varios meses, cada vez que aparece un aviso de “nuevo comentario” en tu cms, tu tripa se encoge, tus axilas comienzan a sudar al estilo Camacho y las retinas se te dilatan. Con toda la emoción de un fan sesentero de los Beatles haces clic en leer y compruebas que es un puñetero comentario de spam y comienzas a soltar perlas por la boca.

Sea cual sea tu situación, tranquilo, no estás solo, yo te entiendo.

Todo blogger, proyecto de blogger o gran mega súper blogger (llámese influencer) ha pasado por esto, por la situación de “ser nuevo” y poco conocido.

Lo normal es que te preguntes:

  • ¿A la gente le interesa lo que escribo?
  • ¿Estará pasando algo raro y Google o incluso la CIA está vetando mi blog?
  • ¿Hay vida humana detrás de la pantalla?
  • ¿Los garajes de Palo Alto qué esconden? Aquí solo producen talleres de chapistas…

gif

Grandes cuestiones a resolver por la humanidad.

Puedes intentar darte cabezazos contra la pared y seguir recibiendo cero comentarios (el que obligas a tu novi@ a escribir no cuenta) o seguir estos consejos:

1. Comenta en otros blogs

Así de sencillo. Si quieres que el resto de seres humanos deje comentarios en tu blog haz tú lo mismo. Ya lo dice el refranero español, (con más base científica que la Wikipedia): «el que quiera peces que se moje el culo».

Es algo básico, de primero de primaria pero por alguna razón inexplicable, a todo pichichi le cuesta, ¿verdad?

Seguramente leas cientos de artículos buenísimos pero a la hora de comentar te quedas bloqueado, no sabes qué decir, todo lo que te viene a la cabeza te parece “sin sangre” que diría mi madre.

Conciénciate, siempre puedes aportar tu punto de vista, una experiencia, una idea, una pregunta…algo que para ti no tiene importancia puede hacer pensar a mucha gente.

Cualquier comentario es bienvenido excepto si se agrupa en alguno de estos tres tipos:

  • El que solo quiere conseguir tráfico para su blog y se la pela el blog en el que está escribiendo. Suelen ser comentarios del tipo: “Ehhh “X” qué guay tu artículo. Link a mi blog, link a mi blog, link a mi blog.”
  • El agonías que busca que los demás le resuelvan la vida. –“Ayúdame, ayúdame, tu que eres rico y lo sabes todo”-.
  • El que va de listo y pone links a su blog como nombre de usuario y en lugar de llamarse Pepe se llama haztericovendiendomandarinas.com

2. Responde TODOS los comentarios

Cuando alguien escribe un comentario está esperando que éste sea respondido como agua de mayo.

No hay cosa que me sepa peor al ver un blog que los comentarios sin respuesta.

A este tipo de bloggers les diría: –“¿Por qué en lugar de un blog en internet no escribes un diario y los guardas en el fondo de tu armario? Gracias”.-

Para mejorar la experiencia del lector y que no esté todo el día actualizando tu blog con CMD+R, CMD+R, CMD+R o CNTL+R, CNTL+R, CNTL+R te recomiendo que instales algún plugin de suscripción a los comentarios, es decir, que le avisen por email cuando haya actividad en ese artículo: nuevo comentario, respuesta, etc.

3. Enlaza a otros bloggers o webs

Ese momento en el que estás viendo las analíticas de tu página y compruebas que alguien te ha enlazado no tiene precio.

Lo siguiente que hacemos todos es correr raudos y veloces a esa página para saber quién es esa personita tan majetona que le ha venido a bien darte una alegría en forma de enlace.

Tras leer el artículo con una sonrisa de oreja a oreja buscando tu mención vas pitando a la parte de comentarios para agradecérselo de corazón.

Bien, este subidón que te entra cuando te enlazan también les entra a los demás

Todos nos inspiramos en alguien o algo para escribir, diseñar, dibujar…en definitiva para crear así que siempre será positivo que enlaces a otros blogs, tanto para tus lectores como para ti.

Esta técnica es más vieja que la Carracuca.

4. Escribe sobre temas controvertidos

Si quieres petarla con los comentarios abre la caja de Pandora escribiendo sobre algo que genere amor y odio a partes iguales.

Es decir cualquier tema en el que siempre haya dos bandos bien diferenciados.

Fíjate en las cadenas de televisión.

En sus programas de actualidad política siempre llevan tertulianos de dos bandos para que se saquen los ojos mutuamente en directo (aunque luego se vayan juntos de copas).

Intenta hacer lo mismo llevando esta técnica a tu terreno, a tu especialidad.

5. Entrevista a otros bloggers de tu sector

Una buena forma de darte a conocer en tu mundillo y conseguir comentarios y visibilidad entre tus colegas de profesión es hacerles entrevistas o vídeo-entrevistas.

Eso sí, antes de nada, apréndete la vida de tu entrevistado como el Padre Nuestro. Lee sus artículos, las entrevistas que ya le hayan hecho, indaga a qué se dedicaba antes y qué hace ahora. Conviértete en el mejor inspector@ del mundo.

Sólo de esta manera sabrás qué preguntas hacerle para que se abra como un libro. Cómo tocarle el puntito sensible, ese que todos buscamos al leer una historia, ese punto que le hace diferente y único.

Si lo haces bien conseguirás una avalancha de comentarios.

6. Pídelo

Las personas somos vagas, muy vagas.

Acuérdate de ti mismo en ese momento en el que te acabas de sentar en el sofá y te percatas de que te has dejado el mando sobre la mesa.

¿Qué haces?

Lo que hacemos todos.

Durante unas milésimas de segundo te concentras como si no hubiese un mañana. Te sientes como David Copperfield, crees en ti y en tu capacidad de mover objetos con la mente. ¡No me digas que no lo has intentado!

cómo conseguir comentarios

Con el resto de cosas nos pasa igual.

Puede que alguien llegue a tu artículo, lo lea, le mole peeeero si no le incitas a la acción, te catapulta al olvido haciendo clic en la X de la pestaña de su navegador.

Si quieres que los lectores te dejen comentarios¡pídeselo! Y a poder ser, en la última frase del artículo, para que no se le olvide por el camino.


 

¿Conoces alguna otra forma de conseguir comentarios?

¡Cuéntanoslo!

[soy_marta]

Los comentarios están cerrados.